Back to Top

TENEMOS QUE HABLAR
26 DE FEBRERO EN CINES

Sinopsis

Nuria se quiere casar con su nuevo novio, pero antes tiene que divorciarse de Jorge, al que no ve desde hace dos años. Nuria sabe que Jorge está muy deprimido y no quiere hundirle aún más pidiéndole el divorcio, así que antes de hacerlo le intentará animar todo lo que pueda. Para ello tendrá que ocultar a su nuevo novio, le hará creer que le ha conseguido un trabajo e incluso necesitará que sus padres, recién separados, vuelvan a estar juntos durante unos días. No parece fácil. Pero es que con un ex nada es fácil.

Reparto

Hugo Silva Jorge

HUGO
SILVA
Jorge
Michelle Jenner Nuria

MICHELLE
JENNER
Nuria
Verónica Forqué Patricia

VERÓNICA
FORQUÉ
Patricia
Óscar Ladoire Miguel

ÓSCAR
LADOIRE
Miguel
Ernesto Sevilla Lucas

ERNESTO
SEVILLA
Lucas
Belén Cuesta Yoli

BELÉN
CUESTA
Yoli
Ilay Kurelovic Victor

ILAY
KURELOVIC
Victor
Hugo Silva Jorge
Hugo Silva
Jorge

Jorge se dedicaba a la banca, pero ahora está en paro y comparte casa con su ex – jefe: Lucas. Desde que Nuria le dejó vive deprimido echándola de menos. Además, las cosas no le han ido nada bien. Eso sí, él sigue siendo optimista. Lo que pasa es que es la persona con peor suerte del mundo: si algo puede salirle mal, le saldrá aún peor. Es un buen tipo, pero es extremadamente gafe. Si te da un consejo, puede arruinarte la vida. Es más, se la ha arruinado a toda su familia política a base de recomendarles dónde y cómo invertir su dinero. Tiene la teoría de que si una ex novia te llama diciendo “tenemos que hablar”, lo que te va a decir es malo sí o sí. Y la verdad es que eso está científicamente demostrado.

Michelle Jenner Nuria
Michelle Jenner
Nuria

Nuria es una decoradora de interiores que trabaja en la tienda de muebles vintage de su novio, Víctor, el hombre perfecto con el que tiene una vida aún más perfecta y con el que está a punto de casarse. Está claro: Nuria lo tiene todo para ser feliz. Bueno, todo excepto un pequeño matiz: le faltan los papeles del divorcio de su anterior pareja, Jorge, y no se atreve a pedírselos para evitarle la pena. Y es que a Nuria le resulta literalmente imposible dar una mala noticia. Antes de quedar con alguien para contarle algo malo, lo ensaya una y otra vez delante del espejo… para luego no ser capaz de decir nada de lo que había preparado. Necesita que algún psicólogo, y eso que ya ha ido a varios, invente un “Curso sobre cómo dar un disgusto” para apuntarse y ponerlo en práctica, porque Nuria es capaz de crear el más absoluto de los desastres con tal de evitarle al otro un mal trago.

Verónica Forqué Patricia
Verónica Forqué
Patricia

A Patricia no la convencieron en el banco para que invirtiera en Preferentes ni para que comprara un piso en Seseña; a Patricia la liaron en el comedor de su casa su yerno y su marido. Y eso no lo puede perdonar. Ella les dijo mil veces que no veía nada claro lo de invertir en sellos y que a Seseña no le veía tanto futuro como le aseguraban, pero lo único que le respondían es que en la vida hay dos tipos de personas: los valientes y los cobardes, y que para ganar dinero había que ser valiente. Ella, ahora, opina más o menos lo mismo: en la vida hay dos tipos de personas, la gente normal y los imbéciles, y en este segundo grupo coloca a la cabeza a Jorge y a Miguel. Volver a verles, como le pide su hija, es su mayor pesadilla. Pero, en realidad, en la vida hay dos tipos de personas: los buenos y los malos, y Patricia, aunque intente disimularlo con todas sus fuerzas, pertenece a los primeros, y si encima su hija le pide algo… ahí ya sí que está perdida.

Óscar Ladoire Miguel
Óscar Ladoire
Miguel

Miguel lo tenía todo en 2008: una pequeña empresa tirando a mediana, una casa, una segunda vivienda en un pantano, un futuro yerno al que adoraba, una hija a la que adoraba aún más y una mujer a la que adoraba más todavía. En 2015, de todo aquello sólo le queda su hija: ha perdido a su mujer, a su yerno, su casa, su segunda vivienda y su pequeña empresa tirando a mediana. La crisis y los consejos de Jorge le llevaron a trabajar hoy, como le gusta decir a él, en el “departamento de ordenación e higiene de una empresa”, lo que los demás mortales llamamos de limpiador. Eso sí: Miguel sigue teniendo a Nuria, su hija, y por ella es capaz de cualquier cosa, hasta de intentar animar a Jorge, la persona a la que hoy más odia en el mundo. A cambio de ayudar a su hija sólo le pide una cosa: que le eche una mano para recuperar a su mujer. Y es que sin su empresa, sin su casa, sin su segunda vivienda y hasta sin su yerno, Miguel puede vivir perfectamente pero sin su Patricia no puede ir ni a la vuelta de la esquina.

Ernesto Sevilla Lucas
Ernesto Sevilla
Lucas

Mucho esfuerzo y una buena formación generalmente garantizan el éxito profesional, excepto si eres Lucas Perianes, un treintañero que fue de Albacete a Madrid para triunfar en la banca y lo logró, pero por poco tiempo. Desde que perdió su puesto como subdirector de una sucursal bancaria está disfrutando de lo que él llama un “año sabático” y los demás solemos llamar “paro”. Era el jefe de Jorge, pero ahora comparte piso con él y con turistas extranjeros de paso por Madrid a los que alquilan una habitación con desayuno incluido. Lucas dice que vive con Jorge por no dejarle solo en la depresión que en parte él le provocó, pero Jorge sospecha que también lo hace porque no quiere volver a Albacete como un fracasado.

Belén Cuesta Yoli
Belén Cuesta
Yoli

Son malos tiempos para ser esteticienne, y si no que se lo digan a Yoli. Su sueño siempre fue abrir su propio salón de belleza: “Yoli´s”, en Ciudad Lineal, y se formó en los mejores centros de estética de Alcorcón, pero ha acabado trabajando con Miguel mientras espera que lleguen tiempos mejores. Y aunque ella jamás se queja porque es inasequible al desaliento, la verdad es que ahora mismo en su vida lo más excitante que le ocurre es tener que decidir si un sobre acolchado va en el contenedor de los envases o en de los papeles. Así que cuando le ofrecen la posibilidad de ayudar a Miguel, su nuevo compañero desde no hace mucho tiempo y su nuevo mejor amigo, y a Jorge, ese pobre chico del que le ha oído tanto hablar a Miguel, no lo duda ni un segundo. Y es que a Yoli la bondad se le escapa por los poros.

Ilay Kurelovic Victor
Ilay Kurelovic
Víctor

Víctor es algo así como la mejora de la especie: guapo, generoso, elegante, simpático, cariñoso, inteligente y divertido. Ha conseguido algo que prácticamente nadie ha logrado en la historia de la humanidad: ser el yerno que toda suegra quisiera tener, pero también el novio que toda chica querría tener. Y Víctor lo sabe. Así que no le puede entrar en la cabeza que a Nuria le cueste tanto olvidarse de Jorge, alguien de quien cualquier suegra y cualquier chica con dos dedos de frente huirían todo lo deprisa que pudieran.

Media

Videoblog


Fotogramas

Notas de la pelicula

NOTAS
DEL DIRECTOR
NOTAS
DE LOS GUIONISTAS
David Serrano
David Serrano
Director y co-guionista

Los momentos más felices de mi vida como espectador de cine han estado casi siempre relacionados con las comedias. Desde muy pequeño fueron mis películas preferidas, así que, cuando empecé a soñar con ser director, la decisión parecía más que evidente: yo tenía que hacer comedias. Y en eso sigo. Las comedias que más me gustan son las que más se acercan a la realidad y en las que aparecen personajes tan normales y comunes que podríamos ser nosotros mismos. Pero, al mismo tiempo, siempre que veo una comedia lo que quiero es reírme, a carcajadas si es posible, y eso es lo que he querido hacer también cuando las he escrito o dirigido. Para conseguir las dos cosas te tienes que mover en una fina línea en la que debes crear situaciones disparatadas que intenten provocar esas carcajadas, pero siendo serio y tratando de no caer en lo grotesco para no dejar de ser creíble. Decirlo es fácil, pero conseguirlo es complicadísimo. Y es que esa línea, más que fina es finísima.




En “Tenemos que hablar” intento de nuevo combinar estas dos ideas: buscar la risa del espectador a través de la vida de unos personajes muy similares a la gente con la que nos tropezamos todos los días. Los protagonistas de “Tenemos que hablar” son gente común que, como millones de españoles, han visto cómo su vida cambiaba diametralmente en los últimos años debido a la crisis económica. Ahora, en 2015, intentan recuperar su vida tal y como era en 2008. Eso sí, como estamos en una comedia romántica, lo que más ansían es recuperar su vida sentimental.



En este tipo de películas creo que el director debe estar detrás de todo sin que se note siquiera que estaba en el rodaje. Aquí mandan los actores y las situaciones, y todo mi trabajo lo he hecho con el único objetivo de que los dos sobresalieran lo más posible. Para ello he contado, afortunadamente, con un brillantísimo grupo de actores y con un coguionista igual de brillante (Diego San José) que me han facilitado mucho mi trabajo. He tenido a mi lado, además, a José Antonio Félez, un productor entusiasta que me ha apoyado en todo momento y a un equipo que desde el primer día me ayudó a tapar mis múltiples carencias y a mejorar mis propuestas. Sólo me queda darles las gracias a todos ellos, a Atípica Films y a Atresmedia, por haberme permitido hacer una nueva comedia. Ojalá entre todos hayamos conseguido mantenernos sobre esa línea soñada una buena parte del metraje.



David Serrano de la Peña (Madrid, 1975) es un director, productor, guionista y adaptador de cine, teatro y teatro musical. Ha escrito los guiones de la película El otro lado de la cama, de la que se realizó un remake en Francia y una obra teatral estrenada en varios países, y de su secuela Los dos lados de la cama. Como director y guionista de cine ha realizado Días de fútbol - uno de los mayores éxitos de taquilla del cine español y que le valió la nominación como Director Novel a los Premios Goya®- Días de cine y Una hora más en Canarias. Como productor asociado ha trabajado en las películas Gente de mala calidad y Pagafantas.




Es autor de los libretos de obras de teatro musical de grandísimo éxito como: Hoy no me puedo levantar, estrenada dos veces en España y otras dos en Méjico, y Enamorados Anónimos. También ha escrito y dirigido los montajes para españa y Argentina de Más de 100 mentiras.



En teatro ha adaptado, coproducido y dirigido las obras Buena gente (Verónica Forqué, Juan Fernández, Pilar Castro) (Premio Tony® 2011), Lluvia constante (Sergio Peris-Mencheta y Roberto Álamo), La Venus de las pieles (Clara Lago y Diego Martín) y Agonía y éxtasis de Steve Jobs (Daniel Muriel). También ha hecho las adaptaciones de las obras Días de vino y rosas, Elling y Bajo Terapia, y ha colaborado en la producción de varias obras más. Actualmente en cartel, se encuentran Buena Gente, Lluvia constante y la versión teatral de El otro lado de la cama en Buenos Aires, mientras se prepara en Colombia el próximo montaje de Hoy no me puedo levantar.
Tenemos que hablar se estrenará en cines en 26 de febrero de 2016

Diego San José
Diego San José, co-guionista junto a David Serrano (director)

Diego San José es un guionista de cine y televisión especializado en comedia. Se ha curtido en la pequeña pantalla escribiendo para programas de humor como Vaya Semanita, El Intermedio, Qué vida más triste o La noche de José Mota.

En 2009 llega su primera incursión en el cine con Pagafantas, por el que recibe en el Festival de Málaga el Premio al Mejor Guión Novel, compartido con Borja Cobeaga. También con Cobeaga coescribió No Controles y dos de las películas más taquilleras de la historia del cine español: 8 apellidos vascos y 8 apellidos catalanes.
En la actualidad, escribe la adaptación de Superlópez , que será dirigida por Javier Ruíz Caldera.

Comentarios de los guionistas

El guión de Tenemos que hablar se escribe con el objetivo de reivindicar la comedia pura que no se conforma con entretener, sino que tiene como meta hacer reír al espectador durante hora y media.

Uno de los primeros rasgos que tuvimos siempre en mente fue que nuestra protagonista fuera una mujer. No era sólo un capricho. Nos parece que una comedia es más actual cuando el personaje capaz de hacer el ridículo por sus sentimientos lo interpreta una actriz; justo ese perfil torpe y cómico que habitualmente era coto privado de los personajes masculinos. Además, no queríamos rodearla de personajes estrambóticos ni pretendidamente graciosos. Tenemos que hablar se construye a partir de un personaje femenino que se rodea de su familia, una familia normal azotada por la crisis, donde son las situaciones y el enredo el principal motor de la comedia.

Con un abanico de perdedores comunes sobre la mesa y la crisis como trasfondo, nuestro trabajo consistió en tejer una estructura donde el enredo creciera sin casualidades, donde la historia de Nuria fuera evolucionando a golpe de situación desternillante pero con una lógica tras la cual las relaciones entre los personajes madurasen sin darnos cuenta.

Fueron muchos meses intentando trabajar el potencial cómico de las situaciones, de pulir la eficacia de los diálogos con el objetivo siempre en mente de hacer reír al espectador, pero sin caer en ningún caso en el disparate o en el esperpento. Ojalá lo hayamos conseguido

Promociones

Disfruta de los mejores regalos y sorpresas con nuestras promociones para la película.

Disfruta del preestreno de Tenemos que Hablar

Te invitamos a ver la película antes de su estreno en cines en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza y Bilbao.

VER GANADORES
Tenemos que hablar...
¡Para llevarte un regalo exclusivo!

Gana uno de los 8 pósteres de la película firmados por Michelle Jenner, Hugo Silva y el director.

ACCEDE A LA PROMOCIÓN